domingo, 18 de marzo de 2018

corriendo

No se cuántas veces lo he dicho ya... creo que esta sí que sí es la definitiva ^_^

He vuelto a entrenar. Vuelvo a correr, pero he empezado poco a poco, suavecito... Que si empiezo dándolo todo, me quemo y lo dejo.

Seguiremos informando...


Pudding de chocolate

El otro día en el refugio de Lizara tenían de postre pudding de chocolate. Pero tuvimos mala suerte y nos quedamos sin probarlo, porque el último trozo se lo comieron los de la mesa de al lado.

Y como no me gusta quedarme con las ganas, he preparado uno yo. Está buenísimo! Y muy fácil de hacer. ¡Manos a la obra!

PUDDING DE CHOCOLATE

Ingredientes

1/2 l leche
1 barra de pan de 1/4 kg. Yo en este caso utilicé una torta en lugar de pan.
3 huevos tamaño L
1 cucharada sopera de cacao en polvo
100 g de azúcar
canela
ralladura de 1/2 limón
Caramelo líquido

Elaboración
Empapar el pan (en este caso, la torta) en leche. Emplastar bien y añadir los huevos batidos, el azúcar, canela, cacao y la cáscara de medio limon.

Bañar bien las pareces del molde con el caramelo líquido. Verter la mezcla y poner al horno al baño maría, 180º 35 minutos. Id controlando el tiempo, porque dependerá de los hornos.

Esperar a desmoldar a que se enfríe y acompañar con un poco de nata montada.

Está de li cio so :D


domingo, 25 de febrero de 2018

Patatas en espiral

Hace un tiempo Javi encontró en youtube un canal que se llama Expcaseros. En uno de los vídeos enseñaban cómo hacer patatas en espiral. Me pareció fácil y chulo, así que nos pusimos manos a la obra.

Aquí os dejo el vídeo donde explican cómo hacerlo


De entrada ya os digo que a nosotros no nos quedaron tan bonitas, pero estaban de muerte. En el vídeo sólo les ponen aceite y un poco de sal. Yo les añadí ajo en polvo y pimienta de colores.

Aquí nuestro resultado :)

Antes de meterlas al horno


Una vez asadas



Animaros, porque como os digo no es complicado y salen muy ricas :)

sábado, 17 de febrero de 2018

Hamburguesas caseras

Ayer queríamos cenar hamburguesas, pero no las habíamos sacado del congelador. Normalmente las compramos en la carnicería de las vecinas, que son caseras y están ricas, pero como estábamos en el Bonarea decidimos comparlas ahí. Estuvimos mirando las hamburguesas ya hechas, y chica... no me parecían apetecibles. Y si te daba por leer la etiqueta, apaga y vámonos. Entonces les dije a mis chicos que por qué no las hacíamos caseras. Así que cogimos carne picada, miré por Internet alguna receta, cogí una idea de aquí, una idea de allá y salieron unas hamburguesas riquísimas.

Me ayudó (como no) mi Minichef Javi. Que a veces ya no se si el pinche es él, o soy yo!

Intenté hacer fotos, pero sólo pude hacer del making off. Estaban tan ricas y olían tan bien, que fue sacarlas de la sartén y desaparecer!

No me lío más. Os dejo la receta. Las medidas son para 250gr de carne picada. El paquete que compramos era mayor, así que dupliqué medidas, y la carne que sobró la congelé en una bolsa de congelado, dejándola lo más plana posible. Ya contaré cómo queda una vez descongelada.

HAMBURGUESAS CASERAS
250 g de carne magra (en este caso era mitad de ternera mitad de cerdo)
1 cucharada de mostaza de Dijon
1 cucharada de salsa brava
1 huevo
1 cucharada de pan rallado

Ponemos en un bol la carne y el huevo. Lo mezclamos muy bien y sazonamos.

Añadimos la mostaza, el ketchup y el pan rallado. Mezclamos bien. Tapamos con film y lo metemos a la nevera unos 30 minutos para que la carne coja bien los sabores.
 
Pasado el tiempo le damos la forma y freímos.

A comer como más nos apetezca.

Está riquísima. Iba a ponerle cebolla picadita, pero mi pinche decidió que mejor no. Y no la eché en falta. Otras idea que vi y me gustó fue mezclar junto con la carne picada trocitos de bacon. Con esto será una hamburguesa más calórica, pero tiene que estar de muerte ^_^

A disfrutarla.



sábado, 9 de septiembre de 2017

El otro día hablaba de que me faltaban cojones para dar el paso que lo cambiara todo. No lo tenía nada claro. A veces es necesario un empujón. Bueno, siendo claros y sinceros, lo mío no fue un empujón. Fué una patada en el culo con todas las letras.

El 23 de agosto me despidieron de muy malas formas. Eso está ya en manos de abogados y en unos meses se solucionará.

El 18 de septiembre empiezo en otra empresa. Ha sido todo rápido, he estado en tres procesos de selección a la vez. Esto para mi autoestima ha sido la bomba. Casi tienen que agrandar Zaragoza para que pudieramos caber mi ego y yo XD

Dicen que cuando una puerta se cierra se abre un ventanal. Y a fin de cuentas, todavía tendré que llamar a mi antiguo jefe a darle las gracias por el empujón...

Empiezan los cambios. Vamos a por todas!

miércoles, 23 de agosto de 2017

sábado, 19 de agosto de 2017

Encerrada

A veces me siento encerrada en mi rutina. Supongo que es algo común, que le pasa a todo el mundo... pero a cada uno le duele lo suyo. Llevo dos meses más encerrada que de costumbre: Casa-trabajo-hospital-casa y vuelta a empezar. Y así pasan los días y las horas. Horas que pasan lentas. Días que se escapan entre los dedos. Otro sinsentido más

Me fui de vacaciones; 15 días de desconexión en el Pirineo... pero no terminas de desconectar, porque la cabeza sigue en Zaragoza

Todo tiene su parte buena. Después de dos años, es la primera vuelta de vacaciones sin depresión. Y no de esta postvacacional que tan de moda está últimamente. No. Depresión de querer desaparecer y tener que medicarse para sobrellevar la vida. Este año la vuelta ha sido más llevadera. Supongo que me necesitan entera en casa. O que he asumido que hay cosas que son difíciles de cambiar; o que no estoy haciendo nada por cambiarlas y no tiene sentido quejarse, lloriquear por los rincones y hacerme la mártir. Necesito un cambio pero me faltan cojones. Si voy a dejar que las cosas sigan igual tengo que dejar de quejarme. punto. 

Se acerca septiembre.